• taller
  • taller
  • taller
  • taller
  • taller
  • taller
  • Curso de Robotica Infantil
  • antpji
  • antpji
  • ANTPJI

Aumentan los casos en los juzgados de recusación del perito informático por no tener la capacitación adecuada.

Escrito por ANTPJI Publicador el . Publicado en Blog ANTPJI

ministerio de justicia

El Ministerio de Justicia debe de establecer unos parámetros mínimos para la formación y la acreditación de los Peritos Informáticos Forenses. 

En lenguaje procesal tradicional, el “peritaje informático forense” ha adquirido una creciente visibilidad en entornos mediáticos, en juzgados y en la sociedad que considera de manera esencial la evidencia electrónica, siendo su importancia mayor y cada día más frecuente su utilización y establecimiento en los sistemas judiciales contemporáneos, por su rotundidad y esclarecimiento de los casos y nadie puede imaginar un litigio donde no exista un componente tecnológico.

Este “boom”, de peritos informáticos, propiciado por la ANTPJI y seguido a remolque por otras instituciones y colegios, refleja la realidad de la aceptación y contundencia de dictámenes y periciales informáticas.

La práctica del Peritaje Judicial Tecnológico, rol y función de la prueba pericial, así como las evidencias electrónicas, no ha generado ninguna preocupación académica en las universidades, salvo la UDIMA, debido a la capacitación de profesores universitarios en esta área y la escasa documentación e información al respecto, salvo análisis puntuales.

Sin embargo, existe una necesidad creciente de capacitación y experiencia práctica en cuanto a metodología, desarrollo de informes, oratoria, defensa de la pericial, soporte de laboratorios tecnológicos, coworking  y actualización continua en materia de delitos informáticos por parte de los profesionales implicados en esta nueva actividad profesional.

Muchos informáticos han recibido una formación en esta materia, escasa o con un programa que no se ajusta a la elaboración metódica de un informe pericial, siguiendo los parámetros adecuados de acuerdo con la normativa y legislación vigente.  Al igual que todos los “médicos forenses” son médicos, no todos los médicos son “forenses”.

Hay que eliminar el tópico de que por ser ingeniero ya se es “perito informático”, ya que no nos han preparado en ninguna facultad para entrar en el panorama laboral y menos la interacción con otros agentes de la Administración de Justicia, como son Jueces, Fiscales, Procuradores, Abogados del Estado… en donde existe una metodología, lenguaje, protocolos y funcionamiento de los tribunales. Imaginemos un licenciado en derecho que pretendiese ser abogado defensor sin la preparación adecuada.

Cuando muchos profesionales a través de diversas prácticas, han sido requeridos como parte de la prueba pericial, de adquirir conocimientos, destrezas y habilidades en el quehacer específico del perito judicial, se han creado instancias formativas especiales al amparo de asociaciones gremiales y academias de capacitación del área privada  que de alguna u otra forma han cubierto la necesidad de especialización, no contando con prácticas reales, una delimitación en la especialización del perito informático y como si estuviéramos en una utopía “todo vale”.

Esto no es en absoluto suficiente, y al igual que hay especializaciones en cuanto a abogados o médicos, en la ANTPJI, hemos clasificado 76 especialidades TIC´s, ya que solo en sistemas operativos contamos con cinco tipologías, sin olvidar hardware, software, multimedia…. ES URGENTE, la necesidad de una formación práctica, de una formación que incida en la metodología e incorporación de las evidencias electrónicas en un litigio, en la necesidad de un soporte técnico y jurídico para el perito informático, en un laboratorio tecnológico que dé cobertura a su trabajo con las herramientas, aplicaciones, programas y maquinaria, del mismo modo que existe en cualquier especialidad similar, en un aprendizaje no solo teórico, sino practico puesto que se ha de incidir en las pruebas electrónicas, en los conceptos legales, en la familiarización de literatura relevante, al objeto de que sea un asesor real ante el Juzgador y los Tribunales, puesto que estamos presentes en procesos mercantiles, penales, laborales, civil, administrativo e incluso familiar.

Es vital la importancia de una buena intervención del perito informático judicial en sala, ya que tendrá que leerlo y defenderlo ante el tribunal en la sala de vistas del juzgado que le toque, aunque su intervención no sea una obligación legal si las partes renuncian a ello y cuentan con la aprobación del juez.

La actuación y la actitud del Perito Informático es fundamental, ya que una mala actuación en la defensa del informe fortalecerá o debilitara el juicio que se forme el tribunal sobre el mismo, con lo que no sirve la lectura del informe o dictamen, sino que ha de responder de forma rotunda, sólida y con fundamento, sin emplear una oratoria técnica y poco comprensible a las preguntas del juez y sobre todo a las preguntas del abogado contrario.

La defensa del Perito dura escasamente unos minutos en donde es necesario persuadir al tribunal bajo unos principios éticos y epistemológicos, como en cualquier debate o argumentación en el ámbito de la justicia.

Es fundamental cuidar nuestra vestimenta y el impacto visual que producimos, ojo con la vestimenta demasiado ostentosa, la postura que adquirimos que ha de ser la as recta posible, las manos que siempre delatan nuestra actuación, las miradas ya que siempre hemos de atender a la persona que nos pregunta, pero nunca debemos olvidar que es al juez a quien tenemos que dirigirnos para contestar.

En la ANTPJI, contamos con una sala de vistas, similar a la que están en los juzgados, ya que además de la elaboración correcta de un informe, debemos de controlar aspectos como el control del nerviosismo, el miedo escénico de hablar en público, la proyección y enfatización vocal y otros aspectos que entrenamos y ensayamos; ya que entendemos que es algo de vital importancia y no hay una cultura, protocolo o preparación para peritos judiciales informáticos.

El discurso del perito y su defensa del informe en sede judicial, ha de tener una comunicación verbal, alineada con una necesaria credibilidad en su actuación profesional, siendo un problema generalizado no saber cómo persuadir y mostrar nuestros conocimientos en la materia, creyendo que todos conocen los aspectos más genéricos de la informática forense.

No sabemos dónde meter las manos, las muletillas nos traicionan, nos traiciona nuestro lenguaje corporal, usamos tecnicismo o palabras de relleno, notan nuestra falta de naturalidad y las palabras no fluyen como si estuviéramos faltando a la verdad, no hemos desarrollado ni entrenado un objetivo claro para contestar a las preguntas del informe y no contamos con un hilo conductor ni orden para nuestra defensa en un discurso improvisado.

Para superar estas malas prácticas de oratoria, insistimos en la necesidad del ensayo, frente a un espejo, con una grabación audiovisual, o con otra persona que nos pueda evaluar.

La necesidad de los jueces de entender conceptos y la jerga extrajudicial (tan frecuente en las pericias de informática forense y delitos informáticos) conlleva aparejada la responsabilidad del perito de hacerse entender de la mejor manera posible, con argumentos claros y coherentes. Con descripciones y refutaciones (en su caso) correctamente narradas.

Si con ello conseguimos hacer llegar la información que necesita el tribunal para elaborar su dictamen, y además lo hacemos de manera convincente y persuasiva, habremos hecho correctamente nuestro trabajo como peritos judiciales informáticos.

La ANTPJI, cuenta con más de 800 profesionales de Ciberseguridad, provenientes de diversas formaciones (Ingenieros Informáticos, Ingenieros de Telecomunicaciones, Abogados Tecnológicos, Economistas, Psicólogos, Consultores, Directores de Seguridad, Analistas, Responsables de Ciberseguridad, Detectives Informáticos….) Siendo requeridos de manera habitual tanto por el Tribunal Superior de Justicia, Audiencias como otros tribunales, para actuar como partes o con encargos delimitados por parte de Jueces y/o Fiscales.

La capacitación del perito informático debe realizarse a tres niveles:

Acreditación Académica. Es necesaria una institución de reconocido prestigio como es la Universidad que supervise los programas y contenidos de los cursos, así como la cualificación de los profesionales que imparten el curso, siendo lo deseable que estén en activo, puesto que este área está en constante proceso de actualización.

Acreditación práctica e intelectual. Es necesario que el perito cuente además de un “expertis” desarrollado en talleres presenciales, que cuente con un respaldo técnico y jurídico, así como la confluencia de un soporte de otros profesionales que puedan intervenir para esclarecer el incidente tecnológico.

Por ejemplo, el perito informático ante una actuación en derecho penal necesita adquirir académicamente conocimientos de informática forense, delitos informáticos, criminología, derecho penal, tipificación de los delitos y de funcionamiento de los tribunales. Intelectualmente es necesario que desarrolle la capacidad para pensar rápidamente y responder preguntas críticas con lenguaje claro, sin tecnicismo y bajo circunstancias que no están siempre libres de ansiedad.

Es necesario que cuente con un “expertis” profesionalmente que cuente con un “Perito Tutor” con quién alcance la suficiente perspicacia y experiencia para hacer observaciones, facilitar respuestas, y presentar y defender conclusiones, con una oratoria que no deje una duda razonable en sede judicial.

Esta preparación ha de desarrollarse mediante talleres prácticos específicos con una formación especializada que incluyan aspectos técnicos y conceptos legales, además del soporte de un laboratorio tecnológico para poder realizar procedimentales del sistema irían aspectos y conceptos legales, y procedimentales del sistema de justicia penal, civil, derecho y familia, victimología, acosos sexuales en la red, suplantación de identidad digital, adicción a TICs, fraudes telemáticos y otros delitos informáticos.

En nuestro trabajo, por la aclaración científica de cuestiones que no son jurídicas, jugamos un papel cada vez más importante, ya que dominamos las tecnológicas y las comunicaciones y es el Ministerio de Justicia, quien debería de crear y dotar los Juzgados de Ciberseguridad, la creación de plazas de peritos informáticos en la Administración de Justicia, la definición de una formación y capacitación en este área, tal como se ha realizado en la Mediación y Arbitraje.

La meta de la formación del Perito informático, sería la adquisición de conocimiento legal y experiencia forense, proporcionando a los profesionales y/o estudiantes una serie de experiencias forenses de casos reales, que llevará a un general entendimiento del sistema legal y a los diversos roles que los Peritos Informáticos Judiciales pueden jugar en este nuevo sistema de administración de justicia.

En ocasiones, en casos mediáticos, las partes involucradas suelen escoger peritos importantes en ámbitos académicos. En su opinión cualquier Doctor o Catedrático podrá defender su postura de forma más  solvente ante el juez o el tribunal que un perito anónimo. Pero, repito, el mundo legal es un ámbito que hay que conocer bien porque no solo se valoran los conocimientos técnicos. También tiene su parte de comunicación. Hay que saber desenvolverse en un juicio, desmontar las preguntas en ocasiones ilógicas de la parte contraria y los contrasentidos en los que intentarán involucrarte. Y sobre todo, conocer los procedimientos.

Existe actualmente un gran problema, ya que muchos peritos decidieron ofrecer sus servicios con una formación muy escasa, sin apoyos técnicos, ni jurídicos, sin contar con un laboratorio tecnológico y sin explicar al cliente cual es exactamente su especialidad, no estando preparados para ofrecer un buen servicio, produciéndose chapuzas por ahí que han dañado a mucha gente y les ha supuesto un gran perjuicio en su patrimonio. Actualmente es del todo  legal que un perito venda periciales sin contar con una experiencia profesional. ¿eso está bien hecho?

Consideraciones a tener en cuenta por un Perito Informático.- Todo perito ha de saber que la elaboración de su informe o dictamen, en ocasiones hay que defenderlo en sede judicial y será analizado desde la óptica jurídica, siendo la evidencia digital de gran importancia para la solución de muchos litigios penales y civiles e innumerables las sentencias que se basan exclusivamente en los peritajes cuyas conclusiones y fundamentos se adhieren a todos, especialmente en los procesos donde cabe fijar indemnizaciones por daños y perjuicios a las personas o cosas.

  • Un perito informático ha de poseer los conocimientos técnicos, científicos y académicos para realizar la defensa de una buena pericia y estar preparado para defenderla desde un punto de vista jurídico, donde el abogado de la contraparte, contratacara su trabajo pericial, desde una óptica jurídica que es su punto débil, donde ha de contar con un repositorio que le pueda hacer frente a preguntas insidiosas del profesional abogado que busca destruir un buen trabajo pericial y sobretodo hacernos quedar muy mal ante el tribunal y nuestro cliente.
  • Cuando somos convocados por el juzgado hemos de aceptar el cargo bajo juramento, obligándonos a desempeñar el cargo con honestidad y eficacia.
  • La aceptación del cargo involucra adquirir obligaciones inherentes, que conciernen a la aceptación del mismo.
  • El perito tiene la obligación de realizar personalmente los estudios básicos del dictamen y no otra persona.
  • También tenemos la obligación de tomar posesión del cargo en debida forma, antes de tres días desde nuestra notificación y con voluntad probatoria, teniendo los conocimientos y habilidades  adecuadas al trabajo que va a realizar.
  • El hecho objeto del dictamen deberá ser pertinente, teniendo una relación entre el hecho y la causa, sea civil, penal o laboral.
  • La discrepancia de una de las partes, no basta para hacer perder valor a una pericia.
  • No se puede pasar la pericia a un tercero, no declarado como perito.
  • La CADENA DE CUSTODIA, es una de las pruebas controvertidas a las que nos enfrentamos, y no deja lugar, más que a declarar la nulidad del proceso.
  • El Perito Informático, ofrece garantías sobre su actividad en todas las evidencias electrónicas investigadas ya analizadas en los sitios indicados, observando todos los protocolos para su traslado en tiempo y forma, respetando la Cadena de Custodia y elementos probatorios garantizando de que no van a contaminarse y llegaran sanos y salvos al laboratorio donde ser realizarían los eximentes y pruebas correspondientes.
  • Todas las evidencias electrónicas no pueden ser desestimadas antes de que pueda cumplir con su capacidad probatoria y nadie tiene el derecho legal, procesal, jurídico o funcional de abortar una evidencia, antes de que esta pueda cumplir con todo su potencial disponible capaz de atravesar las cuatro etapas significativas de una investigación forenses (Indicio, evidencia elaborada o procesada, examen de laboratorio, prueba o prueba científica.
  • La nulidad de una pericia se funda en la omisión de las formas procesales que constituyen el presupuesto esencial de su validez.
  • Debemos de conocer el principio de la “contradicción” donde las partes deben tener la oportunidad en audiencia y de prueba para admitir y considerar la contradicción de la parte, con lo que hemos de ser muy cautelosos en la adquisición y posibilidad de repetición de nuestra actuación profesional.
  • Tenemos la responsabilidad de pagar los gastos y perjuicios cuando somos reemplazados por renuncia presentada después de aceptar el cargo o por la mora en cumplirlo,
  • Nuestro informe o dictamen no puede probar más allá de las conclusiones, aunque estamos obligados a contestar las preguntas que formule el juez, aun cuando estas no se hallen descritas en el dictamen.
  • Nuestros informes han de ser redactados sin fallos ortográficos, deficiencias técnicas en cuanto a la metodología empleada así como herramientas, programas o aplicaciones y con un lenguaje entendible que será interpretado bajo una óptica jurídica.

Consejos

Quiero daros algunos consejos a las personas que en un futuro necesiten de los servicios de un perito informático, porque Peritos Informáticos buenos los hay, y muchos. Pero ¿cómo distinguirlos?

  • Hay que huir de los multiperitos. Aquellos que te hacen tanto un peritaje de mecánica como una de propiedad intelectual. Un buen perito se puede especializar bien en dos o tres materias, que generalmente suelen estar relacionadas entre sí. He conocido peritos con hasta trece especialidades.
  • Solicita un título OFICIAL al perito, aparte del universitario que le habilita como perito judicial. Piensa de forma seria si te conviene  contratar al alguien que ni siquiera dispone de un título reglado en la materia.  Pide también el título de perito judicial. De forma obligatoria deberán constar los créditos universitarios ECTS.
  • Comprueba que su página web muestre los datos fiscales o una dirección física o por lo menos  no ponga problemas para hacer factura legal con IVA.
  • Comprueba que en su vida laboral haya trabajado con la materia a peritar. Difícilmente una persona que no conoce algo en profundidad puede emitir un juicio fiable sobre la materia en cuestión. En muchos casos, casi es mejor que la peritación sea una actividad colateral del perito  y siga en activo profesionalmente en su especialidad. Te asegura que sus conocimientos son recientes.
  • Si pertenece a una asociación, comprueba que no es simplemente una “factoría” de peritos con cursos y más cursos clónicos y en muchos casos bastante gravosos.  Navega por su web a ver cómo está montada y si es fiable, comprueba las instalaciones, si cuentan con una formación continua, si se reciclan, si cuentan con otros compañeros en la materia para acometer un trabajo delicado, si cuentan con un laboratorio tecnológico.
  • Finalmente, guíate por tu buen juicio. Si hay algo raro, lo notarás rápido. La primera impresión es lo que cuenta, pero intenta tener una conversación telefónica con él, y si es en persona mejor que mejor.
  • Las periciales tienen un coste. Tal vez sea normal buscar precios económicos, pero dentro de una lógica. Desconfía de los precios excesivamente bajos y también de los muy altos sin justificación. Recuerda que si ganas el juicio las costas se le pueden repercutir a la parte contraria, ya que una buena pericial y un buen perito informático hace ganar casos y el beneficio puede ser muy superior al coste del informe.

Requisitos legales del informe pericial a tener en cuenta por el Perito Informático.

En todo procedimiento jurídico, respecto del tema probatorio, ha de procederse con la debida consideración, pues, de lo contrario, podría resultar improcedente y/o fallido respecto de la valoración esperada.

Hay que tener en cuenta que para que el dictamen pericial  sea tenido en consideración plena, hay que atenerse al contenido dado por el legislador al artículo 335.2, de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil:

Art. 335. Objeto y finalidad del dictamen de peritos. Juramento o promesa de actuar con objetividad.

1. Cuando sean necesarios conocimientos científicos, artísticos, técnicos o prácticos para valorar hechos o circunstancias relevantes en el asunto o adquirir certeza sobre ellos, las partes podrán aportar al proceso el dictamen de peritos que posean los conocimientos correspondientes o solicitar, en los casos previstos en esta ley, que se emita dictamen por perito designado por el tribunal.

2. Al emitir el dictamen, todo perito deberá manifestar, bajo juramento o promesa de decir verdad, que ha actuado y, en su caso, actuará con la mayor objetividad posible, tomando en consideración tanto lo que pueda favorecer como lo que sea susceptible de causar perjuicio a cualquiera de las partes, y que conoce las sanciones penales en las que podría incurrir si incumpliere su deber como perito.

3. Salvo acuerdo en contrario de las partes, no se podrá solicitar dictamen a un perito que hubiera intervenido en una mediación o arbitraje relacionados con el mismo asunto.

Los requisitos legales para considerar un informe pericial son los siguientes:

a)    Manifestar, bajo juramento o promesa decir verdad

b)   Que ha actuado o actuará con objetividad

c)    Que ha considerado tanto lo favorable como lo perjudicial

d)   Conocer las sanciones penales en las que podría incurrir por incumplir su deber de perito, es decir, actuar respetando la “lex artis” correspondiente a su parcela o ámbito de

 Artículo 292. Obligatoriedad de comparecer a la audiencia. Multas.

1. Los peritos informáticos citados tendrán el deber de comparecer en el juicio o vista que finalmente se hubiese señalado. La infracción de este deber se sancionará por el Tribunal, previa audiencia por cinco días, con multa de ciento ochenta a seiscientos euros.

2. Al tiempo de imponer la multa a que se refiere el apartado anterior, el Tribunal requerirá, mediante providencia, al multado para que comparezca cuando se le cite de nuevo por el Secretario judicial, bajo apercibimiento de proceder contra él por desobediencia a la autoridad.

3. Cuando, sin mediar previa excusa, un perito no compareciere al juicio o vista, el tribunal, oyendo a las partes que hubiesen comparecido, decidirá, mediante providencia, si la audiencia ha de suspenderse o debe continuar.

4. Cuando, también sin mediar previa excusa, no compareciere un litigante que hubiese sido citado para responder a interrogatorio, se estará a lo dispuesto en el artículo 304 y se impondrá a aquél la multa prevista en el apartado 1 de este artículo.

Art. 304. Incomparecencia y admisión tácita de los hechos.

Si la parte citada para el interrogatorio no compareciere al juicio, el tribunal podrá considerar reconocidos los hechos en que dicha parte hubiese intervenido personalmente y cuya fijación como ciertos le sea enteramente perjudicial, además de imponerle la multa a que se refiere el apartado cuarto del artículo 292 de la presente Ley.

En la citación se apercibirá al interesado  que, en caso de incomparecencia injustificada, se producirá el efecto del párrafo anterior.

Artículo 343. Tachas de los peritos. Tiempo y forma de las tachas.

1. Sólo podrán ser objeto de recusación los peritos designados judicialmente.

En cambio, los peritos no recusables podrán ser objeto de tacha cuando concurra en ellos alguna de las siguientes circunstancias:

1. º Ser cónyuge o pariente por consanguinidad o afinidad, dentro del cuarto grado civil de una de las partes o de sus abogados o procuradores.

2. º Tener interés directo o indirecto en el asunto o en otro semejante.

3. º Estar o haber estado en situación de dependencia o de comunidad o contraposición de intereses con alguna de las partes o con sus abogados o procuradores.

4. º Amistad íntima o enemistad con cualquiera de las partes o sus procuradores o abogados.

5. º Cualquier otra circunstancia, debidamente acreditada, que les haga desmerecer en el concepto profesional.

2. Las tachas no podrán formularse después del juicio o de la vista, en los juicios verbales. Si se tratare de juicio ordinario, las tachas de los peritos autores de dictámenes aportados con demanda o contestación se propondrán en la audiencia previa al juicio.

Al formular tachas de peritos, se podrá proponer la prueba conducente a justificarlas, excepto la testifical.

Artículo 348. Valoración del dictamen pericial.

El tribunal valorará los dictámenes periciales según las reglas de la sana crítica

Artículo 370. Examen del testigo sobre las preguntas admitidas. Testigo-perito.

1. Una vez contestadas las preguntas generales, el testigo será examinado por la parte que le hubiera propuesto, y si hubiera sido propuesto por ambas partes, se comenzará por las preguntas que formule el demandante.

2. El testigo responderá por sí mismo, de palabra, sin valerse de ningún borrador de respuestas. Cuando la pregunta se refiera a cuentas, libros o documentos, se permitirá que los consulte antes de responder.

3. En cada una de sus respuestas, el testigo expresará la razón de ciencia de lo que diga.

4. Cuando el testigo posea conocimientos científicos, técnicos, artísticos o prácticos sobre la materia a que se refieran los hechos del interrogatorio, el tribunal admitirá las manifestaciones que en virtud de dichos conocimientos agregue el testigo a sus respuestas sobre los hechos.

En cuanto a dichas manifestaciones, las partes podrán hacer notar al tribunal la concurrencia de cualquiera de las circunstancias de tacha relacionadas en el artículo 343 de esta Ley.

Finalmente; debemos concluir, que los dictámenes periciales sólo se pueden contradecir con el dictamen emitido por otro perito de igual aérea de conocimiento o razón de su ciencia, que verse acerca de la misma cuestión planteada; por tanto, no cabe la impugnación, pues dicha figura jurídica únicamente es predicable respecto de pruebas no periciales.

No queremos presenciar cómo hay profesionales expulsados y tachados por los tribunales por no contar con la capacitación adecuada.

angel bahamontesAutor: Ángel Bahamontes Gómez

Presidente de la ANTPJI

logo

Compartir

Acuerdos de Colaboración Estrategica

antpjiantpjiantpjiantpjiantpji   ANTPJI onretrieval 

Centro Oficial de Certificaciones Linux

 

 

Prácticas en empresas colaboradoras